Home

Ha llegado al igual que Whatsapp hizo en su momento. Poco a poco. A través del boca a boca. Se llama Line y se trata de una alternativa nipona a Whatsapp. El secreto de su éxito en España radica en que se ha colado entre las cinco apps más descargadas (hoy ya se ha colocado la número uno con 116 reseñas y casi 5 estrellas de las 5 posibles). De esta manera, los usuarios la ven como la más bajada, observan que tiene muy buena puntuación y reseñas y la prueban. La pregunta es si ha llegado para quedarse. Hoy por hoy Whatsapp es el rey indiscutible de la mensajería instantánea entre smartphones pero sí es cierto que la app ha mejorado poco o nada con respecto a su versión inicial. Line acaba de alcanzar los 75 millones de usuarios, triunfa en Japón y ha empezado su expansión entre los países hispanoparlantes:

Los usuarios hemos perdonado a Whatsapp constantes caídas de red y ciertas limitaciones que son superadas por Line. La aplicación, que es un éxito en Japón, aporta grandes mejoras:

– Es gratuita. Sin embargo, su unidad de negocio se centra en la adquisición de paquetes de emoticonos o mejoras con un coste reducido.

– Permite descargar apps dentro de la app. Acabo de descargarme un traductor “simultáneo”. Lo tienes como un contacto. Solo lo has de invitar a una conversación y hace de traductor. Este concepto de apps dentro de apps permite infinidad de posibilidades aún por descubrir.

– Permite hacer llamadas entre usuarios (así no es necesario tener aplicaciones alternativas como Viber para hacer llamadas por IP).

– Permite leer los QR Code que tanto le gustan al Ministro Montoro cuando presenta sus presupuestos.

– Puede usarse desde el ordenador.

– Tiene una oferta de emoticonos grandes, divertidos y que dan “más juego” entre los usuarios (este tipo de detalles dan personalidad a la aplicación y es un rasgo diferenciador).

– Ofrece una red social entre las personas que tienes en contactos. De tal manera, que si publicas algo en tu muro lo verán el resto de usuarios con tu número de móvil.

– Permite agregar a amigos agitando el teléfono cuando están cerca.

La plataforma de mensajes permite crear grupos y promete seguir creciendo en España. Me la descargué hace dos semanas y cada día se añaden unos 5 o 6 contactos de mi agenda. La gente lo prueba pero sí es cierto que no mensajean, al menos conmigo, a través de esta nueva app. Sin embargo, Line no es perfecta. Carece de dos características básicas para los usuarios de Whatsapp: no te indica si está conectado el interlocutor (aunque es cierto que el sistema no tiene mucha credibilidad) y tampoco señala la última hora de conexión del usuario  (una maravilla para los cotillas que queremos saber a qué hora se van determinadas personas a la cama).

Aún recuerdo cuando yo decía que Nokia nunca encontraría competidor o que el Messenger era el mejor invento y que nunca jamás sería desbancado. Pero el tiempo hace que surjan alternativas interesantes que fagocitan a los inventores del tinglado. Internet y las nuevas tecnologías, como la televisión, van a una velocidad frenética. Si no te renuevas das sensación de antiguo y los usuarios tienen nuevas necesidades. Incluso, necesidades estéticas. Una nueva necesidad podría ser la de utilizar emoticonos “más graciosos”.

Sin duda, Line tiene todos los ingredientes para triunfar: integra aplicaciones y nuevos usos, mejora al número uno y, lo más importante, es más bonita. Hasta el momento Whatsapp no se había enfrentado a ningún competidor real. Salvo los iMessage de Apple que tienen una cuota también reducida, ninguna otra app ha plantado cara de manera seria a Whatsapp. Line ataca de lleno a Viber y Whatsapp y llega con características dignas de las mejores redes sociales: Twitter y Facebook en el móvil.

Por eso, el futuro de Whatsapp peligra. Si yo trabajara en el cuartel general de la compañía me preocuparía. Los usuarios somos unos chaqueteros. Nos subimos a la ola de la masa. Y por ahora se trata de una masa silenciosa, pero cada vez son más los usuarios de Line. Tiempo al tiempo.

No me caso con nadie. 

Anuncios

5 pensamientos en “El fin de Whatsapp se llama Line

  1. Pingback: El fin de Whatsapp se llama Line « Mi gente, Mi mundo

  2. Pingback: WordPress felicita con faltas de ortografía | Jorge Gallardo

  3. Pingback: Latino » Blog Archive » Wordpress felicita con faltas de ortografía

  4. Pingback: Line ya no mola desde que sale en la tele | Jorge Gallardo

  5. Pingback: Facebook copia a Line para triunfar en el móvil | Jorge Gallardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s