Home

Defectos tenemos todos. Pero destaquemos las virtudes de Steve Jobs. ¿Por qué se ha transformado en una especie de dios tecnológico? ¿Por qué tiene decenas de miles de fans? Sencillamente, porque no solo era un vendedor de humo. Fabricó cosas maravillosas, transformó e inventó negocios (telefonía, apps para móviles, tabletas, etc.) y relanzó Apple para que volviese a estar algunos años por delante de sus competidores. En España no solo necesitamos un Steve Jobs. Tenemos que formar a cientos de Steve Jobs en potencia. Una persona procedente de una familia desestructurada, de clase baja, que consigue sus sueños: hacer feliz a la gente con productos mágicos y útiles para el resto de la humanidad. Nunca acabó la carrera pero tenía un espíritu emprendedor envidiable. Eso es lo que necesitamos en España.

Después de ver la “entrevista perdida” a Steve Jobs grabada en 1995, me ha apetecido escribir este post y destacar las cosas positivas que hacen que la mente de Jobs sea brillante. Sus speeches deberían ser difundidos en todas las escuelas de negocios. Yo, de hecho, pienso poner esta entrevista a mis alumnos. Entre otras cosas, porque demuestra que un señor delante de una cámara con un plano fijo puede atraer la atención del espectador durante una hora. Por cierto, muchos de los vídeos de Youtube que os cuelgo se han reproducido precedidos por spots de Samsung. Curioso, ¿no?

¿Por qué Steve Jobs es un tío brillante? ¿Cuáles son sus puntos fuertes? Paso a detallaros las virtudes de Steve Jobs:

– Steve Jobs no acabó la carrera pero no por eso insultó, ni dio la espalda a la Universidad como hacen muchos mediocres que exponen su background profesional para desprestigiar a los que dedicamos tiempo a los estudios. Su discurso a los recién licenciados en Stanford fue revelador. La política de Apple ha sido siempre la de buscar el talento entre los universitarios más brillantes. Es más, Jobs propone una cosa importante: que la asignatura de programación sea obligatoria, al menos durante un año, para todos los alumnos (de ciencias o de letras porque “la programación es un lenguaje para trasladar el talento en todas las áreas”).

– Diseñó un modelo de empresa basado en la confianza en sus empleados y alejado de la estructura millonaria plagada de absurdos comités y puestos de decoro. Nombra directores de producto que hacen cada proyecto como propio y comparten sus ideas 3 horas a la semana. Jobs creó una empresa que se inventaba a sí misma cada semana. Apple era, no sé si lo sigue siendo, una start-up company eterna.

– Tenía claro que el marketing es bueno pero que el error de sus competidores fue darle más importancia a los vendedores de humo que a mejorar sus productos. No se puede vivir del éxito de un solo producto. Hay que renovarse o morir, porque el marketing no lo vende todo.

Jobs prefería rodearse de gente crítica, mejor que él, que le discutiera las cosas. Él sabía que solo escuchándoles dejarían su talento en la compañía. Solo así se crearían buenos productos.

– Jobs sabía lo que muchas empresas españolas olvidan hoy. La clave de la compañía está en los empleados. Hay que cuidarlos, mimarlos y que estén a gusto.

– Jobs demostró con su propia trayectoria que cuando sales de una empresa no significa que haya que demonizarla porque con el paso del tiempo puede que vuelvas a ella. Steve fue despedido de la propia empresa que creó y luego volvió pasados los diez años. Las empresas son tan egoístas como las personas. Te pueden despedir y luego puedes volver si tienes algo interesante que aportar.

– También decía las cosas malas a la cara. Esto para mí es una virtud. Creía que las personas con talento se tomarían las críticas como algo positivo para mejorar y que solo los mediocres las recibirían como algo destructivo. Era consciente de las críticas que había recibido por esta actitud. Pero su empresa no era un lugar idílico; Jobs despidió a gente que “no daba la talla”.

– Jobs demuestra que si amas tu trabajo saltarás todos los obstáculos para conseguir tus objetivos. Luchó para diseñar el primer Mac “artesanal” con un amigo y para distribuirlo de manera precaria entre algunas tiendas de California. Así nació una compañía que ahora es el mayor referente de innovación del mundo.

– Jobs no duda en reconocer que copiar y robar es bueno. Pero hay que hacerlo bien y con clase.

– Jobs defendía que una idea no era el 90% del trabajo. Hay que ejecutarla, madurarla y adaptarla a las posibilidades tecnológicas y del mercado. Era consciente de que el humo había que transformarlo en algo real y rentable. Su obsesión era el “éxito”. Y, para obtenerlo, hay que tener los pies en la tierra.

Sin embargo, no todo el mundo habla bien de Steve Jobs. Martin Varsavsky se entrevistó con él para intentar llegar a un acuerdo de colaboración de la compañía española Fon con Apple. Pero no solo no llegaron a un entendimiento sino que estuvieron discutiendo 90 minutos. Para Martin, Bill Gates es mejor persona que Jobs para irse a cenar. ¡Toma ya!

Para mí y para muchos es importante la trayectoria de un hombre que ha salvado a la empresa de la manzana. Yo era un defensor del PC hasta que compré mi primer Ipod. El Iphone 2G cambió totalmente mi concepción de Apple. Y empecé a sopesar la posibilidad de comprar un Mac. Después de hacerlo caí con el Ipad. Para entonces los productos Apple habían inundado mi casa y todos tenían algún producto de la manzana. Pero los consumidores no son fieles de por vida. ¿Se mantendrá este liderazgo sin Jobs? ¿Se hubiese perdido también con Jobs? ¡Who knows!

No me caso con nadie. 

Anuncios

Un pensamiento en “España necesita un Steve Jobs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s