Home

El consumo de televisión se ha disparado desde que comenzó la crisis económica en España. Cuando todos pensábamos que la televisión estaba muerta y que sería sustituida rápidamente por Internet y el resto de dispositivos móviles, nos encontramos en el mes de noviembre de 2012 con un nuevo récord histórico: 269 minutos o, lo que es lo mismo, 4 horas y 29 minutos al día por persona de consumo televisivo (según un estudio de Barlovento Comunicación que aconsejo leer).

Minutos de consumo de televisión en España durante el mes de noviembre

Es una barbaridad. Y la única explicación que se me ocurre es que cada vez hay más gente en su casa con poco o nada que hacer. Mientras las amas de casa mantienen sus hábitos de consumo televisivos, un nuevo perfil de televidente entra en acción: el parado desesperado que ahoga sus penas en algo que es gratis. La televisión se convierte en la anestesia gratuita de las masas. Por cierto, con el debate fresco de la privatización de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid, creo que la televisión seguirá necesitando moneditas en los hospitales. Allí, esa anestesia tampoco será gratuita.

Lejos de pensar que esta situación favorece a las cadenas, sucede todo lo contrario. Se consume mucha televisión pero esas personas que se quedan en el sofá no salen a la calle porque, desgraciadamente, no pueden comprar. La televisión favorece, en este caso, a la paralización del consumidor frente a los rayos catódicos. Y si los espectadores no gastan, los anunciantes no recurren a la publicidad. Y pasa lo que pasa. Los ingresos de los grandes grupos de comunicación de nuestro país están en caída libre.

A los políticos les conviene esta situación. El pan y el circo, el puro espectáculo como anestesiador de masas es magnífico para sus objetivos. El paro ha disparado el consumo televisivo y eso no es bueno. ¡Cualquiera diría que yo trabajo en la televisión! Pero la libertad está en la diversidad. En poder informarte también a través de Internet, de la radio o de la prensa escrita. Y es que, todo, en exceso es malo.

El parado español se ha encontrado con una oferta multicanal que, al menos, le permite pasar 15 minutos zapeando del 1 al 30. Pero, ojo, 4 horas y 29 minutos al día por persona son muchos minutos para estar viviendo en un país mediterráneo con buen tiempo. El español abandona la tapa y ahorra viendo la tele en casa.

No me caso con nadie. 

Anuncios

Un pensamiento en “El paro dispara el consumo de TV en España

  1. aqui ya no consume ni el tato, yo tengo una tienda y es desesperante!!, cuanto menos consumen mas despedimos los comerciantes, yo ya he despedido a 8 personas y las dos que me quedan se iran a la calle el mes que viene, todos en paro, ese es el futuro de españa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s