Home

Lejos de recurrir a tediosas estadísticas y estudios de crecimiento, voy a referirme a mi experiencia personal. Ya llevamos unos cuantos años en Internet, ¿os acordáis de la tarifa ondulada? Sí, sí. Cuando todos nos conectábamos a las seis de la tarde porque engancharse a la red era gratis a velocidades lamentables. En esa época triunfaba Windows Live Messenger. Aún recuerdo cuando un amigo me dijo que esa red con contactos privados nunca triunfaría, que el chat abierto era lo mejor. Pero el chat, hoy por hoy, está tan muerto como el Messenger.

Las redes sociales que más uso en 2013 son: Facebook, Twitter y Linkedin. El resto (Google +, Instagram o la propia WordPress) tienen un uso residual a lo largo del día. Las tres redes sociales que nombro las consulto tanto en el ordenador personal como en la tableta y el teléfono. Su integración con los terminales móviles ha sido importante para extender su uso a lo largo del día. Pero, ¿cuál utilizo más? ¿cuál está creciendo más?

En Facebook me siento más protegido con mis comentarios por tratarse de una red cerrada a “amigos” seleccionados. Pero ya se acabó la fiebre de encontrar o de ser encontrado. Ya no recibo solicitudes de amistad salvo que vaya al extranjero y quiera mantener contacto con alguien. La red parece estar estancada. Ya están todos los que están y están todos los que son. Hoy por hoy el que no tiene Facebook es porque ha decidido que no quiere exponer su vida privada. Y, difícilmente, cambiará de opinión.

Por su parte, Twitter aún está en fase de expansión. Sigo y me siguen unas 10 personas a la semana. Se nota que la red sigue cautivando a los internautas. Pero todos los neófitos reconocen que es una red social confusa y difícil de comprender al principio. Quizás eso suponga una barrera importante para que la gente de más de 50 años se conecte a esta red social. Mi madre ha intentado aprender por sí sola y ha sido complicado. Aún necesita unas cuantas lecciones para poder desenvolverse y no cagarla públicamente. Sin embargo, en Facebook aprendió sola. Eso sí, a cambio de exponer su privacidad y de tener abierta todas sus fotografías.

Sin embargo, Linkedin me sorprende por su crecimiento exponencial. Cada día conecto con unas 4 ó 5 personas. Percibo que es una red que sigue en continuo crecimiento. Sobre todo en un país como España donde el paro se ha convertido en la gran lacra. Recomiendo a todo el mundo que esté en esta red social. Te permite tener tu curriculum a mano. Y no solo a ti, sino a los posibles reclutadores. Hoy acabo de entrevistarme con una persona a la que conocí gracias a esta red social. ¿Funciona? Sí. Ya sabéis que el empleo 2.0. es el que te encuentra. Además Linkedin tiene algo muy positivo: casi todo el mundo acepta la “amistad” profesional. Al fin y al cabo, solo expones una parte importante de tu vida a tus contactos: tu cuenta de correo personal. Algo muy valioso a la hora de buscar empleo. IMG_4511

Visto lo visto. Linkedin, hoy por hoy, es la red social que percibo que más crece. No obstante, aún estamos en esa etapa en la que los creadores de estas redes no saben cómo hacerlas rentables. ¿Llegará el día en que abandonemos Facebook?

No me caso con nadie. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s