Home

Netflix ha hecho historia con una serie producida exclusivamente para una plataforma online. Pero también va a hacer historia en cuanto a cómo se toman decisiones en el sector audiovisual. Ya sabemos que ha encargado la tercera temporada, aunque con algunos retrasos por motivos económicos y políticos en honor al leitmotiv de la serie. Pero, ¿cuándo decidirá la compañía que el producto de 13 capítulos se ha agotado y que no es rentable una nueva temporada en su oferta de Video On Demand? Netflix ya no se enfrenta a los viejos audímetros que marcan las reglas de la televisión tradicional para valorar el éxito o no de un contenido. El rating pasa a ser un valor añejo porque el audímetro ha muerto. 

A partir de ahora Netflix marcará los parámetros a tener en cuenta para encargar una nueva temporada de una serie que cuesta 3,8 millones de dólares por capítulo (sí, 100 millones las dos temporadas). Y, ¿cuáles son estos parámetros?

1. El éxito de crítica. No hay nada mejor que tener un producto exclusivo aclamado por la crítica y por los mejores premios. House of Cards ha sido la primera serie online que gana 3 premios Emmys.

2. La valoración de sus espectadores. La serie tiene la máxima valoración según la puntuación de los espectadores. Si la serie fuese decepcionante y bajase una estrella en su valoración habría que replantearse si merece la pena tal nivel de inversión. Afortunadamente, Netflix es una plataforma interactiva que cuenta con la opinión de los usuarios. Algo que tengo muy en cuenta cuando me decanto por uno y otro contenido.

3. El crecimiento de suscriptores el mes del estreno. Netflix también ha revolucionado las formas de consumo adaptándose a lo que ya hacíamos muchos en casa: el Binge-Watching o, lo que es lo mismo, los atracones de capítulos. Por eso estrena todos los capítulos de golpe (algo que afortunadamente ha hecho también Yomvi en España). De hecho, precisamente el mes del estreno de este producto premium es el que ha dado un impulso a sus suscripciones.

4. El tráfico y el número de visualizaciones de los capítulos. Netflix reconoce que controla cuándo un espectador pausa un capítulo en un determinado momento, cuándo prefiere verlo y en qué dispositivo. Cada vez más se cuantifican los datos de audiencia de una manera más exacta, por eso ahora es fácil saber qué porcentaje de tus suscriptores han visto la serie y, lo que es más importante, la han acabado, valorado y compartido en sus redes sociales.

5. La venta de la serie en mercados extranjeros. Netflix además obtiene ingresos de sus series por la venta de derechos en aquellos países en los que no está disponible. Es el caso de España, donde ha vendido los derechos de emisión a Canal + y Yomvi. Si la serie se vende bien y tiene una buena demanda en los países compradores, también interesa mantener otra temporada. Serie que, por cierto, se estrena en USA en español y en inglés para contentar al amplio espectro de público latino que hay en Estados Unidos (y rentabilizando así también el doblaje realizado para Netflix México).

En definitiva, algo está cambiando en la televisión tal y como la conocemos. Los teléfonos móviles han ganado al ordenador como método de acceso a Internet y pronto triunfará junto a las tabletas como el lugar donde más se consumirán productos audiovisuales. El share ha muerto tal y como lo entendemos hasta el momento.

No me caso con nadie. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s