Home

Estamos en época de viajes y muchos nos enfrentamos a las barreras absurdas del mundo de las tarifas roaming de voz y datos en nuestros teléfonos móviles. El robo a mano armada orquestado por las compañías de telefonía nos obliga a apagar los datos para evitar sorpresas ruinosas. Algo que parece que ya no tendremos que hacer en 2016 en Europa porque ha imperado el sentido común y se anulará el roaming. Es más, el nuevo sistema iOS 8 de Apple va a incluir una opción de itinerancia de datos solo para Europa teniendo en cuenta esta nueva legislación. Este verano he estado en Portugal y me ha parecido absurdo no poder utilizar mi tarifa de datos por un precio justo.

Pero, todo se complica cuando saltamos el charco o salimos de la Unión Europea. Los precios se disparan más si cabe y nuestros teléfonos pasan a convertirse en auténticos ladrillos inutilizados hasta que encontramos una red Wifi. Sin embargo, a veces se agradece porque vivir “desconectado” en el extranjero te obliga a descansar y a tener el teléfono como simple cámara de fotos.

No obstante, os paso mi guía personal de supervivencia para sobrevivir este verano, por ejemplo, en Los Ángeles sin tarifa de datos.

1. Si vas a estar menos de un mes intenta sobrevivir con Wifi. Pero si vas a estar más de 30 días mi consejo es que te des de alta de alguna compañía de Estados Unidos o del país en el que os encontréis. T-Mobile tiene los precios más populares con tarifas de datos interesantes. Por 50 dólares tienes 1Gb y llamadas ilimitadas y, atención, no te restan de tus megas contratados el uso de streaming de algunos servicios como Pandora. Algo que podría copiar Vodafone en España ahora que vende el combinado con Yomvi en su tarifa 4Gb.

2. Asegúrate de que tu hotel, residencia o apartamento tiene Wifi gratuito o sufrirás mucho. De hecho, gastarás mucho en SMS internacionales para quedar si es que conoces a gente en el destino o viajas con otras personas.

3. Si eres un experto en viajes ya lo sabrás. McDonalds y Starbucks casi siempre ofrecen red Wifi gratuita. Ni siquiera hace falta que entres. Te colocas en un banco enfrente del restaurante y… ¡a whatsapear! Ambos destinos se han convertido en la meca del turista “desconectado”.

4. Existen otras opciones menos usuales pero muy útiles. En Los Ángeles descubrí que en la ciudad había una amplia red Wifi de pago instalada por Time Warner para sus clientes de cable y también para los visitantes. Existían diferentes tarifas y yo pagué la de 20 dólares a cambio de 7 días de acceso ilimitado. He de reconocer que cuando más lo necesité no había cobertura, por eso decidí no renovarlo el resto de días. Cosas del destino.

5. Recupera como si fueses un adolescente “los toques“. Si alguien te da un toque al teléfono es que te ha mandado un Whatsapp importante y tienes que conectarte a una red Wifi ASAP. ¡No hay nada como volver a la época de los toques para ahorrarte unos euros!

6. Apaga el teléfono, desconecta y olvídate de vivir conectado.

No me caso con nadie. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s