Home

Internet ha demostrado que el poder de los gamers (jugadores de videojuegos) no tiene límites. Ocupan los primeros puestos en el ranking de los youtubers más vistos y que más dinero acumulan a través de los ingresos por publicidad, branded content y algunos ya hablan de “sobres” a cambio de buenas críticas sobre una u otra videoconsola. Son auténticos líderes de opinión con miles de visitas que los encumbran hacia el éxito y que les otorga una popularidad por encima de la de actores de Hollywood o de las megas estrellas de la televisión.

En este contexto, nace Twitch en el año 2011 pero destacando en 2014 con la mastodóntica cifra de 43 millones de espectadores mensuales que prefieren ver a gente jugando en lugar de otros contenidos como la televisión tradicional.De hecho, Twitch ha pasado a convertirse en el cuarto sitio de videos con más tráfico en los Estados Unidos. Twitch es la cuarta web con más tráfico en los Estados UnidosPor tanto, nos encontramos ante un caramelito lleno de consumidores en potencia con el target más deseado. Es decir, consumidores de una industria que ya mueve más millones de euros que la industria del cine. Un ejemplo, el juego Destiny ha costado cerca de 400 millones de euros y necesitará vender 16 millones de copias para alcanzar la rentabilidad. Tengamos en cuenta que el último taquillazo del cine Guardianes de la Galaxia ha costado “solo” 170 millones de euros. Este contexto ha hecho que Google se interesara por la red social de videos Twitch, aunque finalmente ha sido Amazon la que se ha llevado el gato al agua.

Mi primera experiencia con Twitch fue en enero de 2014 con la adquisición de mi XBox One. Se trata de una app que venía integrada entre las aplicaciones a descargar. Mi reconciliación con el mundo del videojuego ha hecho que le encuentre interés y sentido a la moda de ver a la gente jugando. Pero algunos os preguntaréis: ¿Qué tiene de divertido? En mi caso, me interesa ver cómo es un videojuego antes de comprarlo o simplemente me entretengo autodemostrándome que hay gente que juega 1.000 veces mejor que yo al Titanfall. Muchos dirán que en Youtube ya tienes canales de videojuegos pero Twitch ha puesto en valor dos aspectos: la emisión en directo (algo que Youtube ya está implementando) y la sensación de que se da más visibilidad a jugadores anónimos frente al star system de los youtubers.

Pero, ¿cómo puede monetizar Amazon la inversión de 750 millones de euros? Por un lado, ganando cuota de pantalla en el consumo de videos junto a su oferta de Video On Demand en Amazon Instant Video. Por otra parte, va a controlar la gran masa de consumidores que podrán comprar sus videojuegos preferidos en la tienda de Amazon (donde habitualmente están por debajo del precio medio de las tiendas físicas).

No me caso con nadie. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s