Home

La nueva generación de videoconsolas (XBox One y PS4) ha reabierto el debate sobre los gráficos que pueden mover las máquinas hasta tal punto que en cualquier foro la gente se pone frenética si un juego no va a 1080p y 60fps. Incluso ya están los jugones que aseguran que esta generación de consolas es la generación perdida porque no tiene potencia para que los videojuegos corran a 4K (en la Ultra Alta Definición). Tiempo al tiempo.

Pero en medio de todo este debate, existe Minecraft. Un videojuego sandbox que crea un mundo abierto con un rasgo particular: unos gráficos con píxeles que apenas superan a los de un Spektrum 128k y que muchos de sus jóvenes usuarios jamás han visto porque no nacieron en esos tiempos. Pero ahí está su encanto. La jugabilidad y la adicción que genera ha hecho que se haya creado realmente una macrocomunidad de adolescentes y niños: se han vendido 55 millones de copias en todas las plataformas (Xbox, Playstation, Windows y Mac). Incluso, se ha convertido en un éxito en dispositivos móviles y tabletas tanto Android como iOS. En este contexto, Microsoft ha vuelto a sacar la chequera y ha comprado la empresa creadora de Minecraft por 2.000 millones de euros. Pero lo ha hecho con poco o ningún interés por mantener en plantilla a sus creadores -que se han marchado-. Quiere la marca, quiere la comunidad y a sus seguidores ya que todos pertenecen al target comprador de futuras videoconsolas y ordenadores. Y ahora lo que gusta es “Apple” como marca frente a un Microsoft que hace un Windows fallido detrás de otro y que ha dejado de molar. O lo que es peor, que no ha molado nunca.

Las ventas de la XBox One de Microsoft flojean y solo queda dar golpes de talonario para diferenciar su oferta. No obstante, por el momento han dicho que la compra no significará ningún tipo de exclusividad en plataformas. Ya veremos.

Es curioso que un videojuego lleno de píxeles e imperfecciones triunfe. Lo que me permite pensar que al final siempre impera la creatividad por encima de la técnica. Y si no que se lo pregunten a los usuarios del superventas Destiny, el juego más caro de la historia. Una auténtica bazofia repetitiva y aburrida, al menos en el modo campaña.

No me caso con nadie. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s